Viaja con tu bebé sin padecer en el intento

La llegada de un bebé supone grandes cambios en la dinámica de toda la familia. Esto causa, entre otras cosas, que algunas actividades preferidas por los padres y hermanos mayores, para divertirse y tener un rato de esparcimiento, se lleven a cabo con menos frecuencia o incluso queden en suspenso por un tiempo.

Lo anterior es normal y necesario hasta cierto punto. Se acaban las salidas al cine, las cenas, o las fiestas en los departamentos en la Condesa. Es verdad que se requieren ajustes antes de implementar las nuevas rutinas del bebé, pero una vez que el periodo de adaptación va concluyendo, generalmente al cabo del segundo mes, también es necesario y sano el que toda la familia se conceda momentos de diversión y descanso.

Viajar es una de las actividades recreativas que parecen imposibles, o sumamente complicadas, con un bebé de meses. Sin embargo, con las comodidades y servicios que existen hoy en día, la aventura puede ser mucho más sencilla y agradable.

También hay que tener en cuenta que a veces viajar con el bebé es una necesidad. Hoy en día no es raro que las familias se encuentren dispersas por todo el país e incluso por distintos lugares del mundo. Si llevar a tu bebé a conocer a los abuelos o tíos implica un viaje trasatlántico, es bueno que te vayas preparando para organizar el viaje y vivirlo como una experiencia agradable y hasta como una forma de relajarte y escapar de la rutina.

Los padres podemos tener muchas dudas al planear el primer viaje con nuestro bebé. ¿No es muy pequeño? ¿Qué cosas llevar? ¿Y si se enferma? Cada caso es único y tratándose de cuestiones como la salud, siempre es recomendable consultar con el pediatra, antes de emprender cualquier nueva aventura con nuestro hijo. Sin embargo, los siguientes consejos pueden orientarte.

¿A partir de qué edad puede viajar?

Tratándose de viajes por avión, la mayoría de las aerolíneas recomienda esperar a que el bebé sea mayor de dos meses. Esto es porque durante las primeras semanas de vida sus defensas apenas están desarrollándose y permanecer en un ambiente donde pueden concentrarse tantos microorganismos, como una cabina, puede ser un tanto arriesgado. A menos que sea una emergencia, se desaconseja viajar con el bebé durante las primeras dos semanas de vida.

Dos meses también es una buena edad para los primeros viajes en coche o autobús. Recuerda que si el viaje es en tu auto, debes instalar los accesorios de seguridad necesarios y si es en autobús, conviene que te informes con la línea para conocer las medidas y disposiciones de seguridad al viajar con bebés.

¿Qué documentación necesito?

Para viajes nacionales, por lo general es suficiente con las identificaciones de los padres y el acta de nacimiento del bebé. Cuando el menor no viaja con ambos padres o va en compañía de otro familiar adulto, se requiere un permiso especial. Si el viaje es al extranjero, el bebé requiere la misma documentación que un adulto (pasaporte y visado, de ser el caso). El permiso también se requiere, en caso de que sólo uno de los padres viaje con el bebé.

¿Qué debo llevar?

La idea de simplificar el equipaje, que normalmente nos guía en nuestros viajes como adultos, también aplica para viajar con el bebé. No hay que llevar media casa a cuestas para que nuestro pequeño cuente con todo lo necesario durante el traslado. Si viajas en avión, es aún más importante que aprendas a moderarte, porque si la pañalera es muy voluminosa, la aerolínea podría considerarla como la pieza de equipaje autorizada y hacerte cargos adicionales si llevas otra cosa. Tratándose de artículos como leche en polvo, pañales o toallitas húmedas, lleva únicamente lo necesario, según la duración del vuelo. Tampoco necesitas toda su ropa de cama para mantenerlo calientito y cómodo; basta con vestirlo con ropa fresca y holgada, y llevar una cobija de cashmere para cuando haga frío.